lunes, 15 de septiembre de 2014

[Hamburguesería] Comiendo en el @GoikoGrill #GoikoAniversario @luisete


Saludos lectores,

Gracias a esta reseña del blog Birra y Burguer y un comentario de +Kano Goblin en Google plus pude descubrir este restaurante. Lo vi el miércoles 10 de septiembre y mi amigo +Sagraldar Luis y yo estábamos comiendo allí dos días después porque nos tentó sobremanera. 

Fuimos al Goiko Grill de María de Molina porque es el que mejor nos venía a los dos para poder ir desde nuestros respectivos trabajos tras salir el viernes del trabajo.

Antes de entrar con la comida quiero decir que me encantó el pequeño local y la atención recibida por parte de los dos encargados del mismo. Un 10 en atención.

Os recomiendo que reservéis (ellos mismo lo hacen en su web) antes de ir porque estuvo lleno todo el tiempo.

Para comer pedimos un entrante y dos hamburguesas, las cuales partimos por la mitad para probar dos variedades. 


El plato para compartir fueron unos Nachos de Daniela. Un plato de nachos puesto como dios manda: chili con carne, nata agria, queso fundido, guacamole, tomate picado y jalapeños. 

El tamaño base de las hamburguesas es de 190 gramos (las que pedimos nosotros) pero se pueden pedir en tamaño de 380 y 570 gramos.

Nuestras hamburguesas costaban alrededor de los 10 euros (la elvis concretamente 10,50). Aumentar a 380 gramos son 4 euros, no me quedé con cuanto cuesta aumentar a los 570. 

Añadir ingredientes cuesta creo recordar que 1 euro por ingrediente. Tienen platos para celiacos y vegetarianos. 


La hamburguesa que yo elegí fue la Elvis, que fue la que recomendaban en Birra y Burguer y su combinación de ingredientes me impedía irme sin probarla. 

Los ingredientes concretos que acompañaban a esta rica carne eran plátano dorado, bacón crujiente y mantequilla de cacahuete. 

Esta hamburguesa indica en su descripción que está diseñada por Luis Rodríguez, a quien no puedo más que felicitar por semejante manjar. 



La hamburguesa elegida por Luis fue la Chipotle B. que traía guacamole y salsa chipotle, ligeramente picante, tan ligera que reconozco que ni aprecié que picase. 

A mi esta segunda hamburguesa me pareció bastante más simple y aunque la carne estaba rica le faltaba haberle añadido algún ingrediente, quizás cebolla caramelizada o algún queso. 

Tras probar ambas hamburguesas sin duda me quedo con la Elvis y aunque la próxima vez que vaya pediré otra especialidad para seguir probando sus diferentes hamburguesas, tengo claro que volveré a tomarme una Elvis tarde o temprano. 

En conclusión, si no habéis estado en el Goiko Grill, ya estáis tardando en reservar e ir a disfrutar de una buena hamburguesa. Y si vais por mi recomendación, no olvidéis pasaros a comentar por aquí.